miércoles, 18 de marzo de 2015

Tomando las vacaciones perfectas y sin sobresaltos

Irse de vacaciones, tomarse unos días de descanso y relax, tiene que ser algo que, en el caso de que podamos hacerlo, debemos hacerlo. A poco que tengamos un poco de dinero ahorrado del cual podamos prescindir, pensamos que deberías tener a mano algunos destinos para disfrutar, tú y los tuyos, y poder desconectar de la rutina diaria.
Imagínate la escena: el rumor de las aguas te acurruca con efecto balsámico. La claridad de las mismas, que te permite ver el fondo marino, es impresionante. La temperatura es ideal, la arena finísima, el cielo de un azul mediterráneo muy característico y la limpieza de la plaza es absoluta. Aunque parezca algo imposible de encontrar hoy en día, lo cierto es que este pequeño paraíso existe, y además lo tenemos en nuestro país: cualquiera de las playas de nuestro litoral levantino.
Disfrutar de su clima, de sus playas, de sus calas recónditas y vacías, es una experiencia que se puede vivir intensamente en cualquier provincia mediterránea. Y dado que solos peninsulares, para ello es muy recomendable utilizar un vehículo (coche, ciclomotor, motocicleta, etc.) al objeto de tener movilidad y acceder sin problemas a esos lugares que visitamos el año pasado y que tanto nos gustaron. Para ello es necesario tener en cuenta algunas cuestiones que, si son ignoradas, podrían convertir nuestras vacaciones en algo paranormal.
Por ejemplo, si vas a viajar con tu vehículo es preciso que te asegures de haber pasado la ITV en tiempo y forma y de tenerlo bien revisado, en todos los sistemas. Y si algo falla no olvides que hay páginas exclusivas en la Red de redes que te permiten comprar motor de segunda mano a una caja de cambios, una bomba inyectora, etc. Así no habrá problemas a la hora de ir de un sitio a otro.
¿Has comprobado que los niveles de tu vehículo están en su sitio? El aceite, el líquido de frenos, el de la dirección automática o la batería son elementos fácilmente comprobables que puedes gestionar de forma cómoda y autónoma. Si una dejadez en el mantenimiento de tu coche te deja tirado en una carretera peninsular a nadie podrás culpar, solamente a ti. Así que tómate un tiempo para llevar a cabo esas comprobaciones.
Por último, echa un vistazo a los elementos obligatorios y aconsejables que todo automóvil debe llevar: chaleco, triángulos, gato, llave para aflojar las ruedas, etc. ¿Te imaginas que pinchas y que no puedes cambiar un neumático porque se te ha olvidado la herramienta necesaria? Menuda situación, sobre todo si dentro del coche viajan tu suegra, tu mujer o ambas. Así que no despiertes su ira y, antes de viajar a un destino maravilloso e idílico de nuestro país, comprueba y verifica tu auto. No te vas a arrepentir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!!