sábado, 20 de marzo de 2010

MAL HUMOR


El mal humor puede deberse a distintas causas y no es raro que vaya acompañado de alguno o varios de otros síntomas como la ansiedad, el estrés, la depresión o el miedo. Despertarse de mal humor es la peor forma de comenzar el día, sin embargo miles de personas a diario, tienen que vencer el mal humor, para enfrentar el día con una sonrisa.

No obstante, cambiar el mal humor en buen humor, puede ser tan sólo una cuestión de actitud. Contra los síntomas del mal humor, el mejor remedio suele ser ponerle más humor a la vida, para calmar la irritabilidad y el cansancio. Estar siempre de mal humor no beneficia ni a tu cuerpo, ni a tu mente y tarde o temprano, sentirás las consecuencias.

Por tal motivo, ante un repentino mal humor, lo mejor que puedes hacer es indagar sus causas para eliminar los motivos que lo provocan y controlar tu mal humor. Sin embargo, si cambiar las circunstancias que te irritan está fuera de tu control, de nada servirá agravar la situación con tu mal humor. Es el momento de recurrir a tu sentido del humor y a tus energías positivas para superar la crisis.

Por otra parte, no sólo tú eres el que está de mal humor, otras personas a tu alrededor pueden compartir tu estado de ánimo. Quizás no logres controlar tu mal humor y el de los demás en una semana, pero hay cosas que puedes comenzar a hacer ya mismo para intentarlo.

Mírate en el espejo y sonríete. Nadie gusta de la gente malhumorada, comienza por gustarte a tí mismo y descubrirás el secreto de la felicidad, que encierras en tu interior. Salir a la calle para descubrir otro mundo puede ser una buena estrategia.

Reserva tiempo para hacer algo que te guste y que te ayude a recuperar la armonía perdida. Un paseo divertido o actividades como el Yoga, el Tai chi y la Risoterapia, pueden colaborar a que reencuentres el equilibrio.

Sin duda, la clave es reir para vivir mejor, ya que la risa y la sonrisa son los mejores remedios para controlar y combatir el mal humor. Pero no se trata de reir de cualquier modo, sino de reir de corazón. ¡Pruébalo y verás!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!!